‘Start up’ extranjeras que se instalan en España

La calidad de vida y los avances en sectores como el tecnológico y la economía colaborativa hacen que muchos emprendedores extranjeros elijan el mercado español para ampliar sus negocios.

Firmas con una base tecnológica, como ‘apps’ o ‘e-commerce’, son las que más se están instalando

Destinos como Silicon Valley, Berlín o Londres están en el punto de mira de muchos emprendedores españoles que han visto en ellos un paraíso para lanzar sus proyectos. Su trayectoria y el apoyo que ofrecen hacen que sean los objetivos ideales para muchos. Sin embargo, al mismo tiempo que unos desean salir fuera para crear o expandir sus negocios, hay start up extranjeras que han elegido España para dar el salto internacional.

Son las empresas con una base tecnológica, como aplicaciones móviles o comercios electrónicos, las que más se están instalando en el mercado español. “Los grandes atractivos son la calidad de vida, la oportunidad de encontrar ingenieros muy buenos -aunque hay que decir que se trata de mano de obra barata- y el gran avance que se está viviendo en muchos sectores, sobre todo, en temas de tecnología y economía colaborativa”, comenta Elena Gómez del Pozuelo, presidenta de Adigital, quien insiste además en que las dificultades que presenta el ecosistema español provoca que algunos lo perciban como un buen campo de pruebas. “Si funciona en España es buena señal y, además para muchos es el paso previo para llegar a Latinoamérica”, añade.

Nacionalidades

Son los emprendedores procedentes de China, Taiwán, del norte de Europa -sobre todo daneses, suecos, ingleses y holandeses-, así como los latinoamericanos, los que más interés suelen mostrar. Ése ha sido el caso de los emprendedores Johan Lilja y Petter Hederstedt, que en 2014 crearon Universal Avenue en Suecia. Esta plataforma online selecciona y forma a profesionales para convertirlos en embajadores de marcas de todo el mundo. Una vez formados, estos expertos son los encargados de ubicar negocios potencialmente interesantes a través de la app y realizar ventas, ganando un porcentaje de cada operación que cierran. Hasta el momento, la start up ha recibido siete millones de dólares concedidos por MOOR, el fondo de inversión de KajHed, presidente y propietario principal de Rovio -empresa creadora de Angry Birds-, Northzone y Salesforce Ventures.

Muchas veces la llegada a España esel paso previo para dar el salto a Latinoamérica

Universal Avenue llegó a España el año pasado con el objetivo de cubrir la demanda del gran número de firmas digitales que han nacido en los últimos años. Previamente, ya había extendido su actividad a Reino Unido y Grecia. “Está habiendo una gran acogida por parte de las marcas y una elevada cantidad de candidatos que envían solicitudes para formar parte de nuestra comunidad de embajadores de marca”, explica Patricia Fernández, responsable del lanzamiento de Universal Avenue en España. Fernández añade que todo ello está haciendo que la velocidad de penetración esté siendo mucho más rápida en España que en otros mercados. Por eso, para ellos ha sido imprescindible estudiar estos factores de crecimiento y adecuar así el plan de expansión con expertos instalados en el país.

Por su parte, Hans Scheffer, consejero delegado de Helloprint, imprenta online que nació en Holanda, identifica el tamaño del mercado como una de las dificultades. “España es más compleja a nivel de logística que Holanda. Como empresa de comercio electrónico nos encontramos con que nuestros clientes deben recibir su pedido en las 24 horas siguientes a su solicitud. El gran número de zonas aisladas supuso un reto al principio”. A pesar de esta dificultad, el potencial del comercio electrónico y el aumento de la penetración de Internet bastó para que el año pasado dieran el paso. Para ello, abrieron una oficina en Valencia y así ofrecer un trato cercano a los clientes, ya que según pudieron apreciar los consumidores españoles reclaman mucho más ese contacto a diferencia de otros usuarios, como sucede en Países Bajos. Con más de 50.000 clientes y una facturación de 5 millones de euros en 2014, también actúan en Bélgica y Reino Unido y su próximo destino será Francia.

Retos

A pesar de las buenas perspectivas, se reclaman más facilidades para acceder a financiación

“España se está convirtiendo en un país muy atractivo y con la llegada de start up extranjeras se implantan diferentes culturas de trabajo, además de crear nuevos puestos. Sin embargo, aún se necesita una reforma fiscal, con más incentivos y más facilidades para acceder a financiación”, añade Gómez del Pozuelo. Es por ello que algunos emprendedores españoles deciden crear sus empresas fuera para después trasladarse a España. “Muchos se instalan primero en Francia o Alemania donde están más acostumbrados al mercado tecnológico y hay más capital”, matiza.

Borja Duque, tras 13 años viviendo en Francia, montó allí junto con otros dos socios franceses, MoveWork, plataforma que ofrece soluciones tecnológicas a las empresas que tienen empleados trabajando fuera de las oficinas. “Constituimos la sociedad en 2012 y a España llegamos en 2013. El crecimiento de las compañías multiservicios, que es a las que nos dirigimos, ha sido un trampolín para nosotros”, asegura Duque. Alemania y Portugal son los otros dos mercados en los que trabajan. “España cuenta con buenas perspectivas, pero aún queda camino por recorrer en factores como en financiación o adaptación tecnológica”, concluye Duque.

 

http://www.expansion.com/emprendedores-empleo/emprendedores/2016/01/08/568fe764268e3eea488c0d0e.html

Relacionados

Los días 11 y 12 de mayo se ha celebrado la II expo de retroconsolas llevada a cabo conjuntamente entre...

Subir un comentario